Acorralado por el escándalo, Zuckerberg asume la responsabilidad por la filtración de datos de Facebook ante el Congreso de los EE.UU.

El multimillonario fundador de la red social, que había evitado presentarse personalmente en el Reino Unido, tuvo que comparecer ante el Congreso de su país de origen. Busca que el modelo de negocios de su empresa no se vea perjudicado por nuevas regulaciones.

El fundador y director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, enfrenta este martes una sesión conjunta de dos comisiones del Congreso estadounidense en medio del espectacular escándalo por la filtración de datos privados de los usuarios.

Es la primera audiencia de Zuckerberg ante los legisladores, furiosos con las fallas en el modelo de negocios de Facebook que permitió el uso no autorizado de datos personales de millones de estadounidenses.

En su presentación, Zuckerberg reiteró que asume «la responsabilidad» en torno al «uso indebido» (con fines electorales) de datos personales de usuarios de la red social por parte de la consultora Cambridge Analytica, en uno de los tramos centrales de su testimonio ante el Senado de los Estados Unidos. 

 

«Yo empecé Facebook, yo lo dirijo y soy responsable de lo que pasa acá«, fueron las palabras con las que Zuckerberg comenzó su declaración, ante la mirada atenta de los representantes que forman parte de la Comisión de Comercio, Ciencia y Transporte del Senado.

Pero sus declaraciones no sorprenden, porque ya las había anticipado en una carta que envió ayer a la Comisión de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes (diputados).

El empresario de 33 años dijo además que desde la compañía no tomaron una visión «lo suficientemente amplia» de la responsabilidad que les correspondía.

«Y ese fue un gran error. Y fue mi error. Y pido disculpas«, asumió Zuckerberg

Luego, enumeró los pasos que Facebook está llevando a cabo para «evitar» un nuevo caso similar al de Cambridge Analytica, medidas que ya habían sido adelantadas por la plataforma en las últimas semanas.

 

Este fue el comienzo del testimonio de Zuckerberg ante el Senado por ese tema y la llamada «injerencia rusa«, mientras el miércoles lo hará ante la Comisión de Energía Comercio de la Cámara baja.

El multimillonario busca proteger a Facebook de un temporal de tal magnitud que hizo levantar voces en favor de una mayor regulación sobre el funcionamiento de las redes sociales en relación con el uso de la información de sus usuarios.

Zuckerberg realizó el lunes una visita al Congreso y mantuvo reuniones privadas con varios legisladores, a quienes ofreció un adelanto de lo que pretendía decir en las las audiencias oficiales.

 

Regulación «a la vuelta de la esquina»

El senador demócrata Bill Nelson dijo a la prensa, después de reunirse en su despacho con el creador de Facebook, que el empresario parecía estar tomándose la cuestión «muy seriamente«.

«Creo que entendió que una mayor regulación puede estar a la vuelta de la esquina», aseveró.

En cambio, el senador republicano John Kennedy rechazó la idea de más regulación, un escenario que horroriza a los conservadores.

«No estoy interesado en regular a Facebook. Quiero que Facebook se regule a sí misma», apuntó.

Para el senador conservador Charles Grassley, titular de la Comisión de Asuntos Jurídicos, la audiencia con Zuckerbeg es apenas el primer paso de un «diálogo abierto» sobre cómo atender la preocupación de los usuarios de redes sociales con su privacidad.

«La industria de tecnología tiene que responder esa creciente preocupación y recuperar la confianza pública. La situación existente ya no funciona», apuntó.

Durante su visita del lunes al Capitolio, Zuckerberg dejó claro que en las audiencias ante los legisladores hará un mea culpa, admitiendo que Facebook quizá no hizo lo suficiente para proteger la información personal de sus propios usuarios.

La declaración de Zuckerberg al asumir su error, que algunos analistas ven como un hito en la historia de Facebook y otros como un simple ejercicio de relaciones públicas, representa en todo caso un examen para este joven millonario a quien le cuesta dejar atrás la imagen de «geek» arrogante poco afecto a codearse con el público.

 

Rendir cuentas

Pero el empresario deberá esforzarse mucho para convencer a los parlamentarios, muchos de los cuales están decididos a legislar para controlar a Facebook y a los grupos de Internet en general.

Para buena parte de los congresistas, llegó la hora de que esas empresas rindan cuentas.

El creador y CEO de Facebook debe explicar cómo los datos de al menos 87 millones de usuarios de su red social fueron a parar a la firma británica Cambridge Analytica (CA), que trabajó para la campaña de Trump en 2016.

También debe fundamentar por qué esperó a 2014 para decidirse a limitar el acceso a los datos personales por parte de aplicaciones externas, como aquella por la cual transitaron las informaciones recuperadas por CA.

Facebook, con 2.000 millones de usuarios, es criticado igualmente desde hace meses por haber servido -como Google o Twitter- de herramienta de desinformación y manipulación política con el fin de favorecer a Trump en la última elección presidencial estadounidense.

 

Recompensar denuncias

Recuperar la confianza de sus usuarios es crucial para Facebook, cuyo modelo económico está basado en la explotación de los datos personales, que permite a los anunciantes elaborar mensajes publicitarios dirigidos a públicos bien definidos.

Investigada y denunciada a ambos lados del Atlántico, la red social comenzó el lunes a informar a los usuarios cuyos datos pudieron haber caído en manos de CA.

De su lado, Facebook anunció este martes que recompensará la presentación de denuncias sobre uso abusivo de datos personales.

La empresa «premiará a personas con conocimiento directo y pruebas de casos en los que una aplicación de la plataforma de Facebook recolecte y transfiera datos de los usuarios a terceros para su venta, robo, estafas influencia política«, apuntó el jefe de seguridad de productos de la firma, Collin Greene.

El valor del premio estará «basado en el impacto de cada informe«, dijo Greene, con un mínimo de u$s500 para casos verificados que afecten a 10.000 personas o más.

FUENTE: IPROFESIONAL

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: