Soros gastó más de $16 millones para frenar el avance conservador en el mundo

El financista global de la ideología de género, pasó más tiempo haciendo “lobbying” durante el primer año de Trump que durante cualquier otro año.

El multimillonario liberal George Soros, financista global de la ideología de género, pasó más tiempo haciendo lobbying durante el primer año de gobierno de Trump más que en cualquier otro año, muestran formularios de divulgación. El Open Society Policy Center, una ONG que se centra en esfuerzos domésticos e internacionales y que es una entidad separada de la Fundación Open Society, gastó 16.2 millones de dólares haciendo lobbying durante el 2017.

El grupo de Soros reportó gastar 4.6 millones de dólares en la primera mitad del 2017 en sus esfuerzos lobbyistas. La mayoría de sus gastos de lobbying: 10.3 millones de dólares fueron gastados durante el cuarto segmento del año, que fue desde primero de octubre hasta diciembre 31.

Soros incrementó sus esfuerzos mientras progresaba el año a través de financiar operaciones en contra de acciones que se veían como un ataque directo a este, como la ley húngara de limitación de operaciones de ONGs extranjeras en el país.

El parlamento húngaro aprobó la ley que frena a las ONGs extranjeras en junio del año pasado, declarando que estas podrían “amenazar los intereses económicos y políticos húngaros y que interfieren con el funcionamiento de sus instituciones.”

Aunque la legislación no menciona a Soros, quien nació en Hungría y ha dado dinero a diferentes ONGs en el país, los políticos húngaros han dicho que quieren “barrer afuera” a las organizaciones con lazos al magnate.

Soros también financió lobbying hacia el Acta de Restricción de Primer Uso de Armas Nucleares de 2017, el Acta de Autorización de Defensa Nacional para el año fiscal de 2018, el Acta de Prevención de Guerra en Corea del Norte de 2017, entre otros, según los formularios de divulgación. La Open Society hizo lobbying en el Senado, la Casa de Representantes, el Departamento de Estado, Consejo de Seguridad Nacional y el Departamento de Defensa el año pasado.

“Pagamos diferentes concesiones de dinero cada año dependiendo de qué está pasando en el Congreso, y pasaron muchas cosas en 2017: Proteger a los inmigrantes y refugiados, preservar la igualdad en el código fiscal, promover la reforma de justicia criminal, presionar a favor de alivio de desastre en Puerto Rico, y promover una política externa progresiva para Estados Unidos”, dijo Johnatan Kaplan, un representante de la OSPC.

Entre 2002 y 2012, el Policy Center reportó haber gastado un total de 19,120,000 dólares haciendo lobbying en el Congreso y agencias, un promedio de 1.9 millones al año. Lo más que ha gastado Soros en lobbying ha sido 12.4 millones en 2014.

Los formularios de de divulgación del grupo también muestran que Soros ha reclutado la ayuda de un número de empresas lobbyistas externas, como Orion Strategies, Mitchell Firm, Glover Park Group, etcétera.

El Advocacy Fund está envuelto con Demos, una ONG de Nueva York cuya Junta Directiva está liderada por Amelia Warren Tyagi, la hija de la Senadora Elizabeth Warren (D, Massachusetts). Indivisible, uno de los grupos anti-Trump más prominentes de hoy, también está listado como uno de los proyectos de Advocacy Fund.

Gara LaMarche, quien es miembro de la Junta Directiva, ahora es la presidenta de la Democracy Alliance, un club de donantes secreto donde Soros es un miembro fundador. La alianza consiste de liberales adinerados que prometen financiar grupos progresistas.

Soros, junto con la líder de la minoría de la Casa de Representantes, Nancy Pelosi (D, California) lideradon el evento.

Senadora Kamala Harris (D, California), una potencial candidata para 2020, introdujo a Soros con un “mensaje videograbado especial”. La Senadora Amy Klobuchar (D, Minnesota), también mandó un videomensaje al grupo. El Gobernador de Pennsylvania Tom Wolf (D) y el Representativo Ben Ray Luján (D, Minnesota) quien es el director del Comité de la Campaña Democrática Congresional (DCCC por sus siglas en inglés) atendieron el evento.

La congresista Maxine Waters (D, California) no estuvo en la lista, pero sí se le vió en el Resort.

David Brock, un antiguo periodista investigativo conservador tornado lealista a Clinton y fundador de Media Matters for America, tampoco estuvo en la lista pero estuvo presente en la reunión.

Brock mantuvo su propia conferencia de donantes en el Turnberry Isle Miami resort en Aventura, Florida en el pasado Enero donde se juntó con más de donantes progresistas para ver cómo “Le patearían el c*lo a Trump”.

FUENTE: http://www.laresistencia.com.pe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s