La gobernadora Vidal quiere que la multinacional china Huawei construya cárceles en Argentina

También hay grupos privados españoles y mexicanos. La apuesta al modelo público-privada.

El gobierno de María Eugenia Vidal escucha propuestas de empresas internacionales para la construcción de nuevas cárceles para la provincia de Buenos Aires.

La iniciativa no es nueva. Se sabe que el gobierno provincial decidió ceder a empresas privadas la construcción de nuevas unidades carcelarias, un modelo que se aplica en varios países del mundo con resultados dispares y no sin polémica.

«Hay grupos privados de origen españoles, mexicanos y una empresa china que se dedica a la fabricación de celulares, que se presentaron ofreciéndonos la construcción de unidades», confirmó el subsecretario de Política Penitenciaria bonaerense, Juan Baric, en declaraciones al diario El Día.

La empresa de origen chino no es otra que Huawei Technologies Co. Ltd que desde hace algunos años llegó a Argentina y que supo ser la empresa china con más empleados en el país.

Según pudo saber LPO, los directivos de Huawei intentaron avanzar con una reunión durante la gira de Vidal por China. Sin embargo, la Gobernadora había desestimado la posibilidad de reuniones bilaterales con empresas y prefirió eventos donde participen varias en igualdad de condiciones.

La iniciativa de Vidal cuenta, desde el año pasado, con amparo legal. En 2017, la Legislatura bonaerense adhirió a la ley nacional de contratos de participación público-privada. Es el marco normativo que impulsó el gobierno de Mauricio Macri para crear un régimen de contratación mixto entre el Estado y capitales privados «con el objetivo de desarrollar proyectos en diversas áreas», como por ejemplo, la de infraestructura penitenciaria.

En el presupuesto 2018 que en diciembre se aprobó en la Legislatura bonaerense no hay montos destinados a la construcción de cárceles. El gobierno ya puso en marcha dos obras financiadas con fondos Nación, que aportó 500 millones de pesos. Se trata de la ampliación de las unidades de Lomas de Zamora y Campana, donde se vienen construyendo nuevos pabellones con capacidad para 216 y 324 internos, respectivamente.

La provincia de Buenos Aires arranca 2018 con una población carcelaria que supera los 38 mil internos repartidos en 54 unidades penitenciarias y cinco alcaidías.

Según datos oficiales, la cantidad de plazas carcelarias en territorio bonaerense es de 28 mil, lo que significa un déficit de 10 mil plazas.

En las cinco alcaidías, el total de lugares es de 800, pero en este caso no hay sobrepoblación ya que cuentan con celdas individuales.

En comisarías, en tanto, estimaciones extraoficiales hablan de tres mil detenidos alojados que representan una de las caras más dramáticas del fenómeno, ya que la mayoría están en condiciones de hacinamiento que los defensores oficiales calificaron como «intolerables».

El año pasado, en Pergamino, siete detenidos, ninguno de ellos con condena firme de la Justicia, murieron asfixiados y carbonizados en un trágico incendio que destruyó la comisaría local.

En la madrugada del viernes pasado, 26 presos que estaban alojados en apenas tres celdas de la Comisaría 3º de Merlo -uno de los distritos con más alta tasa delictiva del Conurbano- se amotinaron durante varias horas, en las que mantuvieron un rehén. 

FUENTE: LA POLÍTICA ONLINE

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: