China intensifica su ‘diplomacia ferroviaria’ en América Latina y el Caribe

Panamá y Granada han anunciado sus planes para contar con la asistencia de China en la construcción de redes de ferrocarriles.

Panamá espera conectarlos con la red de ferrocarriles de Costa Rica. Granada, por su parte, está estudiando una estrategia de desarrollo nacional preparada por expertos chinos. En la misma, un tren de circunvalación figura como el principal proyecto de infraestructura.

Los observadores no dudan de que la relación precio-calidad sea favorable, además de que China ofrece créditos preferenciales a sus socios, que darán ventajas a las empresas chinas a la hora de llevar a cabo licitaciones.

Mientras tanto, China ya ha ayudado a revivir los ferrocarriles en Argentina y se ha concentrado en el ferrocarril que debe unir la costa atlántica de Brasil con la costa del Pacífico de Perú.

La ruta pasará a través del Amazonas y por los Andes. El camino se extenderá por 3.500 km, mientras que el costo de su construcción ascenderá a 15.000 e incluso 21.000 millones de dólares.

En una entrevista con Sputnik, el especialista ruso Vladímir Súdarev comentó el estado del proyecto del corredor transoceánico Brasil-Perú.

«El proyecto se retrasó por una sola razón: en Brasil tenía que pasar por el territorio de los pueblos originarios que tienen una gran influencia en el Gobierno y se opusieron fuertemente. Como resultado, nació otra versión del ferrocarril, desde Perú a Bolivia y, desde allí, a Uruguay y Brasil. Al mismo tiempo, la política ferroviaria de China en América Latina está pasando al primer plano», destacó el analista.

Según Súdarev, a China le ayuda mucho la política del presidente de EEUU, Donald Trump. El mandatario ya había tumbado el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, diseñado para contener la expansión de China. Estados Unidos está desacelerando lentamente su actividad económica en América Latina y, mientras tanto, China está tratando de ocupar estos nichos, sostuvo Súdarev.

De acuerdo con el experto del Centro de Estudios Latinoamericanos de la Academia de Ciencias Sociales de China, Xu Shideng, la infraestructura en América Latina sigue siendo relativamente atrasada, especialmente en materia de ferrocarriles. La razón del fracaso de China para desarrollar proyectos ferroviarios en América Latina no es que estos proyectos no sean bienvenidos; se trata de razones que muchas veces no tienen que ver con la propia China.

Por ejemplo, en lo que respecta al ferrocarril entre Brasil y Perú, el problema fue que la presidenta de Brasil se enfrentó al procedimiento del ‘impeachment’, mientras que en Perú llegó al poder Pedro Pablo Kuczynski, cuya posición es diferente a la del antiguo presidente.

A pesar de algunas dudas, Brasil ha aprobado la idea del corredor de transporte, dijo en una entrevista a Sputnik el gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior, Gary Rodríguez.

«El hecho de que Brasil haya aceptado unirse a este megaproyecto de integración le da a la iniciativa una mayor estabilidad. Hasta hace poco, involucraba la cooperación entre Perú, Paraguay y Bolivia. Desde la perspectiva nacional es importante contar con puertos que sean de gran porte, pensados en función no solo de un país, sino de la globalización, que es una realidad, y con un intercambio que va a ir creciendo a partir de lo que pueda ser una mayor presencia de Asia sobre Latinoamérica y viceversa», comentó Rodríguez.

FUENTE: SPUTNIK

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: